mapa sonoro de Lanzarote

El origen volcánico del Archipiélago se aprecia con profusión en estas dos islas –La Graciosa y Lanzarote– cuyas escasas elevaciones y recientes erupciones se traducen en paisajes en los que la vegetación habitual que encontramos en otras islas canarias –pinares o laurisilva– no ha podido poblar los espacios ocupados por malpaíses y volcanes. Reserva de la Biosfera por la UNESCO, el conjunto formado por Lanzarote y el Archipiélogo Chinijo cuenta con trece espacios naturales protegidos entre los que se encuentran el Parque Nacional de Timanfaya y el Sitio de Interés Científico de Los Jameos. En ellos encontramos multitud de endemismos –dieciséis exclusivos de Lanzarote–, como el jameito (Munidopsis polymorpha), uno de los símbolos naturales de la isla. Las abundancia de aves –pardelas, guirres, guinchos, gaviotas, alcaravanes– genera una rica biofonía que se suma a la geofonía anteriormente descrita de mar y lava y configura sus paisajes sonoros, y estos la identidad sonora de ambas islas.

El habla de estas islas tiene su punto de arranque en el habla de la población básicamente andaluza que se empieza a asentar en la villa de Teguise, antigua capital de la isla, desde los primeros años del siglo XV. El nacimiento y desarrollo de esta habla se encuentran condicionados por las siguientes circunstancias históricas: el carácter señorial de la isla, que impide su desarrollo social y económico hasta prácticamente el siglo XIX (pérdida de la /d/ intervocálica y formas léxicas como chinijo ‘se dice del niño cuando es de corta edad’); la fuerte influencia ejercida por la población portuguesa que llega a ella desde el mismo siglo XV (uso frecuente del sufijo diminutivo –iño o adopción de formas lusas como rofe ‘arena volcánica gruesa’); su permanente relación con África, de donde se trae gran cantidad de moriscos durante los siglos XV y XVI, principalmente, y adonde emigran muchos conejeros en el siglo XX (voces como majalulo ‘camello joven que todavía no ha llegado a la edad de reproducirse’); su intensa actividad pesquera (lleva aparejado una rica terminología marinera, con términos como esposar ‘secar el agua del barco’); sus constantes movimientos migratorios, en particular hacia las islas de realengo, y desde ellas (introducción de voces como garrotín ‘sombrero de tela para niños’); su pertenencia a la provincia de Las Palmas (yeísmo, aspiración de /r/ ante /n/ o /l/ y uso de voces como hereje ‘persona mala’).

La Fonoteca de Canarias recoge, preserva y divulga el patrimonio sonoro —paisajes sonoros, lengua y manifestaciones musicales— de las Islas Canarias.
  • Disfruta los audios de la fonoteca mejor con auriculares

    Faro de Punta Pechiguera

    Faro de Punta Pechiguera, foto por Luistxo

    Escucha el sonido del mar desde la base del Faro de Punta Pechiguera, en Lanzarote.

  • 1
  • Pasado, presente y futuro

    Molino de viento, Jardín de Cactus, foto por Busy

    Hoy comparamos dos paisajes sonoros separados por el tiempo aunque unidos por la historia —y el futuro— de la ingeniería energética canaria.

  • 5
  • El Río: travesía en barco

    el-rio-ss

    Paisaje sonoro desde la cubierta del barco que cubre la ruta entre las islas de Lanzarote y La Graciosa.

  • 1
  • Refréscate en la costa de Lanzarote

    costa-arrieta-ss

    Como podrán escuchar este paisaje sonoro es muy fresco y relajante. Fue grabado el pasado mes de julio en la localidad de Arrieta.

  • 4
  • Suscríbete a nuestras actualizaciones

    Revisa tu correo, debes confirmar tu suscripción. Gracias