• Español de Canarias

    La lengua que se habla en Canarias es el español o castellano. Como toda lengua natural, no existe en estado puro, sino que se presenta bajo la forma de dialectos. Los dialectos son las formas concretas de manifestarse la lengua, en función de las necesidades comunicativas, la historia, la sociedad, el medio natural, etc., de los hablantes. Concretamente, en español existen dos grandes dominios dialectales, dos formas distintas y complementarias de emplear y sentir el idioma común, que es prácticamente el mismo para todos sus hablantes: el dominio dialectal castellano, localizado en el centro-norte de la península Ibérica, y el dominio dialectal meridional o atlántico, que abarca desde Andalucía a América. Las formas de hablar más localizadas que las designadas por el término dialecto se denominan hablas. El español de Canarias es un habla de esa modalidad lingüística general llamada español atlántico, porque presenta todos los rasgos fónicos, gramaticales y léxicos fundamentales de este, acompañados de otros particulares. Se puede matizar más aún y hablar de formas de hablar locales, propias de una población o grupo de poblaciones próximas. Así, por ejemplo, dentro del español de Canarias no es exactamente igual el habla de un palmero que el habla de un grancanario.

    El español de Canarias tiene su origen más remoto en el español que llega a las islas de Lanzarote y Fuerteventura a principios del siglo XV. Esta modalidad lingüística procedente del reino de Sevilla, que, como todo lo andaluz, gozaba entonces de un enorme prestigio social en el sur peninsular, presentaba una serie de rasgos fónicos, gramaticales y léxicos que son los que van a proporcionar las características de la nueva lengua de las Islas. Entre ellas encontramos el seseo, el uso del pretérito indefinido para expresar todo tipo de acciones pasadas –sean recientes o remotas– o la conservación de voces desaparecidas o en trance de desaparecer, como alongar ‘prolongar’ o discreto ‘listo, inteligente’.

    La realidad insular, con una geografía, una flora, una fauna, una climatología y hasta unas condiciones sociales diferenciadas, impuso nuevas necesidades expresivas a esta modalidad inicial. Este reto idiomático se resolvió de tres formas distintas; por un lado, ampliando el campo de uso de las viejas palabras del español, adquiriendo nuevos sentidos en el habla insular (por ejemplo, tablero, que por extensión semántica amplía su significado de ‘conjunto de tablas de huerta o jardín’ a ‘elevación grande del terreno, redondeada y no rocosa, cono volcánico’). Por otro, formando nuevas palabras derivadas y nuevas palabras compuestas a partir de las raíces patrimoniales y los instrumentos gramaticales del idioma (por ejemplo, barranquillo ‘barranco pequeño que generalmente afluye a otro mayor’, derivado de barranco mediante el sufijo diminutivo -illo). Por último, tomando en préstamo voces de aquellas lenguas con las que el español entró en contacto en su trasplante a Canarias. En relación a este punto, sobre la modalidad de español inicial originariamente andaluza van a actuar de forma más o menos inmediata y a modificarla en ciertos aspectos (sobre todo léxicos) las lenguas de los grupos humanos que se vieron implicados en la población de las Islas: el francés de las tropas que Bethencourt trajo consigo de Normandía, la lengua bereber que hablaba la población canaria prehispánica, la lengua portuguesa que hablaba la ingente cantidad de emigrantes lusos que arribaban a las Islas tras la conquista y el bereber que hablaban los esclavos moriscos procedentes del Sahara que introdujeron en las Islas los señores territoriales de Lanzarote y Fuerteventura.

    Tras la etapa fundacional de implantación y formación, el español de Canarias no se queda estancado en sus valores y formas iniciales sino que va a verse inmerso en ciertos procesos de cambios, algunos introducidos en las Islas a través de las intensas comunicaciones que existían con el exterior que produjeron aportes de las lenguas portuguesa e inglesa así como de otras modalidades hispánicas, como el español de América, y otros de desarrollo interno, debido a que la diversidad y heterogeneidad natural, social e histórica de las Islas hacen que se produzcan ciertas diferencias entre zonas del Archipiélago, que son las que se detectan actualmente entre las distintas hablas del español de Canarias.

    Todo el proceso anterior resulta en una combinación única de características fónicas, gramaticales y léxicas –español de Canarias– cuya dimensión oral conforma en gran medida la identidad sonora del Archipiélago. Estas características se recogen y documentan en la Fonoteca con grabaciones a numerosos informantes con el objetivo de mostrar tanto la riqueza de matices que los hablantes de cada isla aportan al conjunto del español de Canarias como la importancia de esta habla dentro de la lengua española. Las grabaciones tienen también un valor cultural y etnográfico importante, pues retratan diferentes maneras de habitar Canarias a principios del siglo XXI.

    La Fonoteca de Canarias recoge, preserva y divulga el patrimonio sonoro —paisajes sonoros, lengua y manifestaciones musicales— de las Islas Canarias.
  • Enseñando español como lengua extranjera

    Instituto Cervantes, Londres. Foto por Vidal Lorente

    Volvemos a contar con el testimonio de otro profesor, Agustín Bethencourt, que en la actualidad trabaja como intérprete de conferencias en la ciudad de Bruselas.

  • 1
  • Silbo canario y silbadores

    silbo

    El audio que hoy publicamos es uno de los más importantes de la Fonoteca y es que si hablamos de identidad sonora en Canarias el silbo es probablemente el elemento que mejor la representa.

  • 1
  • Variación y deslealtad lingüísticas en Canarias

    Cabera_Dime cómo hablas

    Con este artículo de hoy trataremos de analizar la percepción que de la variante canaria tienen los propios hablantes y sus consecuencias.

  • 16
  • Víctor Álamo de la Rosa y “El año de la seca”

    "El año de la seca", de Víctor Álamo de la Rosa - Tropo Editores

    Hoy contamos con la voz de una de las plumas más destacadas de las letras canarias de los últimos años.

  • 3
  • Diglosia en la publicidad canaria (II)

    variedades-ss

    En esta segunda entrega miramos atrás en el tiempo para intentar explicar, en parte, la situación actual en la que se encuentra la variedad canaria en la publicidad.

  • 13
  • Arte contemporáneo en Santa Cruz de Tenerife

    rodolfo-ss

    Continuamos haciendo crecer la fonoteca del habla canaria, esta vez con una muestra del acento de Santa Cruz de Tenerife.

  • 0
  • Diglosia en la publicidad canaria (I)

    variedades-ss

    ¿Existe diglosia en la publicidad canaria? En este artículo respondemos a esta pregunta apoyándonos en muestras de audio.

  • 36
  • Sonidos del terrero

    luchada

    Los invitamos a entrar en un terrero para escuchar los sonidos de una luchada.

  • 5
  • Arrastre de Tablas de San Andrés

    tablas-san-andrés-ss

    Los informantes nos han venido hablando, y lo seguirán haciendo, de temas muy variados y siempre relacionados con las actividades que desempeñan, sus vivencias o sus recuerdos. En el caso de hoy, la icodense Yaiza Toledo nos cuenta sobre las Tablas de San Andrés, una tradición típica de Icod de los Vinos y que tiene lugar en estas fechas.

  • 4
  • La Señora y el Caballero, por Calero

    juan-luis-calero-ss

    Este sábado contamos con tres invitados en lugar de uno, repartidos en dos audios, y es que contar con Juan Luis Calero significa contar también con la entrañable compañía de la Señora y el Caballero.

  • 1
  • Fuerteventura y el agua

    marcos-hormiga-ss

    Hoy sábado, Marcos Hormiga Santana estrena las grabaciones pertenecientes a Fuerteventura hablándonos sobre su infancia en una isla donde el agua, por su escasez, forma parte de su historia, cultura y lengua.

  • 1
  • Suscríbete a nuestras actualizaciones

    Revisa tu correo, debes confirmar tu suscripción. Gracias
    1 2