Enseñando español como lengua extranjera

Instituto Cervantes, Londres. Foto por Vidal Lorente

Instituto Cervantes, Londres. Foto por Vidal Lorente

Hace unas semanas publicábamos el cloquido de José Miguel Perera, profesor de Lengua y Literatura. Hoy volvemos a contar con el testimonio de otro profesor, Agustín Bethencourt, que en la actualidad trabaja como intérprete de conferencias en la ciudad de Bruselas. Su labor no termina al salir de la cabina de interpretación, ni lo hacía al salir del aula: Agustín es uno de los miembros de la web Tamaimos, proyecto cultural desde el que opina y debate sobre todo aquello relacionado con Canarias.

De su experiencia en Rusia y Bélgica como profesor de español como lengua extranjera nos cuenta una anécdota que nos queda cerca, tanto porque ocurre en las propias Islas como porque toca nuestra modalidad del español. Escuchen y disfruten de su voz a la vez que nos cuenta los beneficios que él y sus alumnos encontraron en el español de Canarias mientras trabajaba en el Instituto Cervantes de Moscú. En relación a sus palabras recomendamos la lectura de la entrada Variación y deslealtad lingüísticas en Canarias, clave para comprender por qué usuarios de esta modalidad no solo renuncian a ella sino que la entienden como un problema o impedimento a la hora de ejercer determinadas profesiones.

Duración: 6’06”

  • José Miguel Perera

    Más claro (es) imposible.


  • La Fonoteca de Canarias recoge, preserva y divulga el patrimonio sonoro —paisajes sonoros, lengua y manifestaciones musicales— de las Islas Canarias.